El Tamaño de la Fuente

Facebook
Twitter

Importa, y mucho. Hablamos del tamaño relativo, que determina la cualidad más visible de la luz. En esta entrega cómo leerla y modificarla, si hace falta.

Por Guillermo Cantón

Después de ver la importancia del balance relativo de las fuentes, abordamos la cuestión del tamaño relativo de las mismas. Vamos a desentrañar las razones que nos hacen hablar de luces duras o suaves y los modos básicos de modificar el tamaño de nuestra fuente. ¿Qué vemos cuando vemos un objeto iluminado? Cuatro zonas: la de altas luces, la del reflejo especular, la de transición y la sombra. A partir de la lectura que hacemos con estos cuatro elementos, podemos recrear la iluminación de cualquier situación. El tamaño relativo de la fuente es lo que determina la cualidad más “visible” de la luz, lo que se suele llamar una luz suave o una luz dura.

DE QUE SE TRATA
“La cantidad es una cualidad en si misma” decía Stalin mientras miraba los miles de tanques IS-1 que salían de fábrica para nutrir al Ejercito Rojo. Y tenía razón. Aunque no sabemos qué pensaba Stalin de cuestiones fotográficas, podemos robarle el concepto y decir que el tamaño (relativo) hace a la calidad de la luz.
Eso que se escucha con frecuencia como luz dura o luz suave no es otra cosa que la iluminación producida por una fuente pequeña o grande, siempre relativa al tamaño del objeto iluminado. Eso que denominamos Frontera es lo que tenemos en cuenta cuando decimos que una luz es dura o suave, la manera que pasamos de las altas luces a la zona de sombra. Hay dos caminos para visualizar el tamaño relativo de la fuente, uno a partir de la zona de frontera si miramos desde la cámara, el otro mirando la fuente desde la posición del objeto. Mirando la frontera.
Volvamos a nuestra pickup Chevy/55. En la primera foto la tenemos iluminada por un solo flash directo, lejos lo suficiente como para simular el sol pleno. Vemos la sombra que produce en el piso, una línea divide la sombra de la zona donde el sol incide de manera directa. La frontera es drástica porque la fuente es relativamente pequeña, el sol es un punto en el cielo, lo vemos como reflejo especular en el capot. Cuando una gran nube tapa el sol, ¿Qué pasa con nuestra Chevy? Esa frontera dramática se transforma en una amplia zona que de manera gradual va pasando de sombra a zona iluminada. La luz se volvió más suave, decimos, y lo que ocurrió es que ahora la fuente es relativamente más grande, es una nube. Como decíamos, otra manera de dimensionar el tamaño relativo de una fuente es mirando desde el lugar del objeto o sujeto a fotografiar.
Si estuviéramos parados al lado de la pickup, ¿cómo veríamos la fuente? Como un punto. Si giramos la cabeza hacia cualquier lado vamos a dejar de ver la fuente. ¿Por qué? Porque la fuente, el sol, es un punto en el cielo. Si esperamos hasta que el sol se ponga, ¿Qué va a ocurrir? La fuente dejará de ser el sol directo para ser iluminados por toda la bóveda celeste que refleja los rayos del sol recién puesto. Desde el punto de vista del sujeto, hacia donde mire siempre verá la fuente que lo está iluminando, el cielo mismo, podemos decir que es una fuente envolvente, por lo tanto, la situación iluminada no tendrá ni sombras ni altas luces, será la luz más suave posible. Es lo que intentamos cuando “rebotamos” el flash en el techo. Cambiamos un tamaño relativo pequeño, la lámpara del flash, por uno grande, el techo que rebota. Es cierto que en esta situación también cambia el ángulo, pero podríamos rebotar en una pared detrás nuestro y cambiaríamos el tamaño relativo sin cambiar el ángulo. En la fotografía de automóviles, el tema del tamaño se complica porque un auto es un objeto de tamaño considerable y disponer de una fuente relativa grande para obtener una iluminación suave demanda muchos recursos y espacio. O gratis, si esperamos a que se ponga el sol.

EL COMO
Entonces ahora sabemos que el tamaño relativo o aparente de la fuente hace a la calidad de la luz, a medida que la fuente es relativamente más grande, el efecto es de una iluminación más suave. ¿Hay alguna medida para ésto?  

Para leer la nota completa conseguí el ejemplar de la revista en: http://contrastesmag.com/producto/revista-contrastes-no-2/
Publicado hace 3 semanas | Categoría: Notas