Zoom Spot

Hay escenas que tienen luces tradicionales como la frontal sobre el ceño fruncido de un interrogado o la contrapicada en un rostro de terror. El teatro también tiene las suyas. La luz redonda que se enciende y luego aparece el personaje es un clásico en muchos espectáculos. La podemos reproducir con un flash, y aquí mostramos cómo.


Texto y fotos ROBERT KINCAID

En el teatro es habitual el uso de una fuente de luz bien concentrada, en el mejor de los casos concentrada con elementos ópticos similares al objetivo de un proyector, y con la posibilidad de mover las lentes en frente de la lámpara para reducir o agrandar el diámetro del haz y a la vez hacer más o menos definido el borde del propio haz. Eso es a lo que se denomina un “seguidor”: una fuente que se puede mover fácilmente y seguir los desplazamientos en escena del artista.  Todos hemos vivido la emoción del rayo de luz que se enciende y luego aparece el personaje, una manera de concentrar la atención bien probada y efectiva. El Zoom Spot tiene esas cualidades, pero es un flash, un poderoso flash de 4.800Ws. Como es posible enfocar el haz, en este caso mediante el uso de un diafragma iris manual, también se puede utilizar como proyector de fondos utilizando gobos, que no son más que plantillas o stencils que modifican la forma del haz de luz al restringirlo y entonces dibujan figuras sobre la superficie alcanzada. En este caso lo utilizamos para generar esa luz clásica de escena sobre una artista, una artista de verdad, la cantautora Bárbara Barale.

Primera aproximación con el Zoom Spot buscando el haz en el piso.

El planteo de luces fue muy simple: el Zoom Spot a 45 grados arriba y a la derecha de la artista, un ángulo habitual en los teatros. La elevamos lo suficiente como para proyectar la sombra del personaje en el piso. Dos luces más de contra, como si vinieran de bambalinas, un tercer flash en el piso detrás de la cantante iluminando el fondo con color y un cuarto flash dirigido al rostro desde el lateral izquierdo.

La toma sin el fondo coloreado.

La cantautora Bárbara Barale en un escenario de ficción recreado en estudio.

Tarea sencilla para el Zoom Spot, este “aparato” está diseñado y construido para grandes exigencias: tiene luz de modelaje, ventilador incorporado y el haz de luz se puede variar de 15 a 35 grados utilizando el diafragma manual. Por supuesto tiene soportes para filtros, gobos y máscaras. Gran versatilidad para generar efectos de luces de escenario. Eso sí, tiene su peso: 14kg. Necesita un buen pie.

Nuestra intención era que en la imagen apareciera el clásico círculo del haz de luz en el piso, por lo que hicimos la toma un poco picada, como si viéramos el espectáculo desde la parte alta de un anfiteatro. El sombrero del personaje nos obligó a poner una luz a la altura de los ojos para borrar la sombra que produce el Zoom Spot iluminando desde arriba. Este tipo de flash no es de esos elementos que vamos a utilizar todos los días, pero es de los que hacen su tarea de forma irremplazable.

Gobos: filtros que se colocan frente al haz de luz para emitir figuras en lugar de áreas circulares de iluminación, muy bien definidas.

Como si fuese el diafragma de una cámara, que regula la entrada de luz, éste permite aumentar o disminuir el diámetro del haz de luz emitido por el flash.

Nota dentro de la sección ESTUDIO en la edición promocional de febrero-marzo 2016.

Deja un comentario

  • No hay productos en el carrito.